La carga inmediata en implantología se define como la colocación de la prótesis en el mismo momento del implante, generalmente fuera de la oclusión. La carga temprana es la que se realiza anteriormente a los tres meses de la colocación de los implantes en la mandíbula y seis meses en el maxilar superior, periodo a partir del cual se considera la carga diferida tradicional.

Este sistema se basa en la ferulización de los implantes colocados mediante una plataforma de titanio, de manera que se repartan las cargas masticatorias. Este procedimiento válido exclusivamente a nivel mandibular. Se basa en el concepto de la repartición de las cargas masticatorias sobre estos implantes que han adquirido una estabilidad primaria ideal