La nanotecnología también tiene aplicaciones en odontología, especificamente en lo referente a implantes dentales, recientemente se ha desarrollado un procedimiento que consiste en despositar sobre la superficie de la nueva pieza dental nanocristales de de fosfato de calcio los cuales favorecerian la integración de la nueva pieza dental aumentando asi la estabilidad de la pieza y además reduciendo el tiempo de el tratamiento a la mitad contribuyendo esto en una mejora en la calidad de vida del paciente